Los casinos virtuales atrapan a jugadores adictos vetados en los clásicos

Esta tendencia incipiente ya se observa en varios países, según han comentado expertos del V Congreso Europeo sobre el Estudio del Juego y sus Normativas. El evento se ha celebrado en Barcelona con l.250 especialistas de todo el mundo en esta área.

La Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge, de referencia en Cataluña, trató por primera vez a tres pacientes que recurrían a internet para jugar, según su responsable Angels González. Esta experta es a su vez presidenta del comité ejecutivo de la Asociación Europea para el Estudio del Juego (EASG), organizadora del congreso. Ha comentado que hoy el único tratamiento posible para los afectados es prohibirles el uso de internet.

Thomas Nilsson, otro experto miembro del comité ejecutivo y con una experiencia de 15 años en el tratamiento de las ludopatías en el Spelinstitutet de Suecia, ha dicho que ha atendido a cuatro pacientes en el último año. Su programa terapéutico testado consistió en privarles de internet, durante dos meses. En tres de los cuatro casos, el sistema funcionó. Aunque aún se sabe muy poco sobre cómo tratarlos, se va conociendo su perfil.

El perfil Junto a los que se autoprohíben la entrada, muchos no son asiduos de los casinos convencionales, ni han acudido nunca, ya que carecen de las aptitudes necesarias para las relaciones sociales, como introducirse en un nuevo grupo, mantener una conversación o ser capaces de dialogar con el sexo opuesto, ha indicado Nilsson. González ha explicado que, tal vez, sujetos que nunca hayan pisado un casino se hagan ludópatas a través de internet.

Para frenarlo, el ideal sería que los sitios web exigieran una clave de usuario e impidieran el acceso a los internautas con conductas adictivas que decidan autoprohibírselo. “El problema es que muchos sitios web no lo prohíben. Por eso, el intento de regular este problema en internet tendrían que incluir a los bancos, que deberían bloquear las cantidades de las tarjetas de crédito a los adictos que lo pidiesen”, dice Nilsson.

González opina que cualquier intento de regulación del juego debería abordarse tras una investigación que involucrara a la industria del juego. En Cataluña acaba de retirarse un anteproyecto de ley que parecía favorable a la industria y que, según la experta, fomentaba la ludopatía al reducir el tiempo entre las jugadas.