Ludópata paga deuda de 1 millón de dólares a casino

harry-kakavas.previewHace más de cuatro años un ludópata australiano, durante su luna de miel, llegó a perder más de un millón de dólares en un casino de las Bahamas. En el día de hoy la justicia desestimó su recurso por adicción al juego y tendrá que pagar su deuda alcentro de apuestas. El Tribunal Supremo del estado de Victoria decidió que el Paradise Island Casino de Nassau no se había aprovechado de la enfermedad de Harry Kakavas. El ludópata esperaba poder apelar a su enfermedad para evitar desembolsar el dinero que había tomado prestado de la dirección para seguir apostando.

Dos meses atrás, un juez de Melburne rechazó la demanda presentada por Kakavas contra el Crown Casino de la ciudad por explotar su adicción al juego. Según Kakavas el casino conocía su problema con el juego y aún así lo dejaron jugar, incluso afirma que la casa de apuestas antes mencionada le habría regalado 50.000 dólares cada vez para que comenzar a apostar. En esa oportunidad Kakavaz perdió un total de 2 millones de dólares en tan sólo 43 minutos y exigía que se le indemnizara con 30 millones de dólares.

Kakavas, un promotor inmobiliario de 42 años, tiene la entrada prohibida a cualquierlocal de juego desde hace aproximadamente 10 años. En un año Kakavas llegó a jugar 1.500 millones de dólares en el Crown haciendo apuestas de hasta 300.000 dólares por mano de blackjack. Sin embargo, en agosto de 2006 todo llegó a su fin cuando el casino decidió negarle la entrada luego de que perdiera 2 millones de dólares en las mesas de bacará.

Los abogados del Crown niegan rotundamente que el local explotara la adicción del señor Kakavas y en caso de que la justicia fallara a favor del demandante, el casinono sólo habría tenido que compensar a Kakavas sino que además habría tenido que pagarle al estado de Victoria la cantidad de 700 millones de dólares por concepto de multas por ingresos obtenidos de manera fraudulenta.